jueves, 3 de octubre de 2013

El secreto de Julia-Montse garcía-Moncó

Título: El secreto de Julia
Autor: Montse García-Moncó
Editorial: Versatil
Nº páginas: 241

Sinopsis:
    En Puertorreal, un pueblo de mar y montaña cerca de Santander, Sánder, un chico de trece años, y su mejor amigo Toni se hacen amigos de Julia, una chica huraña, huérfana de madre y con un padre que se desvive por buscarle amigos.
     La llegada de un historiador alemán que va tras el ladrón de un valioso collar y el descubrimiento del potencial que el collar encierra, desencadenarán una serie de aventuras en la que los tres deberán poner a prueba su valor e ingenio, sin perder la vida en el intento.

Reseña:
 
     Nos encontramos ante un libro al más puro estilo de la famosa saga de "Los cinco", que consiguió engancharnos a muchos con las aventuras de un grupo de jóvenes y los misterios que debían resolver. Montse García-Moncó a conseguido traer de nuevo esas historias llenas de misterios y aventuras a nuestros días y en mi caso hacerme recordar el tipo de libros con los que me inicié en la lectura hace unos años.

     La historia transcurre en un pueblecito de Santander, de esos en los que los niños salen a la calle a jugar y donde todos se conocen, ese ambiente familiar le da un cierto encanto a la novela. Aunque me ha faltado algo de descripción tanto en los personajes cómo en los escenarios, por lo que, aunque he disfrutado de la novela no he podido meterme tan de lleno como me hubiera gustado. Además la autora también cuenta cosas de la vida normal de cada protagonista y que le ocurren a cualquier chico de esas edades.

    Los protagonistas son Sander y Toni en un principio, hasta que Julia llega al pueblo y aunque es un poquillo rara acaban aceptándola en su grupo. A partir de entonces es cuando comienzan a ocurrirles cosas verdaderamente raras y que unos jóvenes de un pueblo jamás se imaginaban que pasaban más allá de los libros de detectives.

    Toni me ha hecho mucha gracia, por lo expontáneo que es, siempre suelta lo primero que se le pasa por la cabeza, en cambio Sander es algo más tranquilo y prefiere pensar las cosas antes de actuar. Julia al principio parece bastante sosilla, pero cuando coge confianza acaba sacando su genio.

    Lo que más resaltaría, es la rapidez y agilidad de la historia, y que a pesar de ello, el ritmo se mantiene constante. De hecho, esto, junto con las ganas de resolver el misterio hace que se lea enseguida.

   En cuanto al final, como no podía ser de otra manera, deja muchos misterios sin resolver, para los que habrá que esperar al siguiente.