sábado, 16 de noviembre de 2013

Destripador-Stefan Petrucha

Título: Destripador
Autor: Stefan Petrucha
Editorial: Everest
Nº páginas: 500

Sinopsis:
 Carver Young sueña con convertirse en detective a pesar de haber crecido en un orfanato donde solo las novelas policíacas y su habilidad para forzar cerraduras podían alimentar tal anhelo. Sin embargo, cuando lo adopta el detective Hawking, de la mundialmente famosa agencia Pinkerton, Carver no sólo tiene la oportunidad de dar con su padre biológico sino que se encuentra en el centro de un caso real: se trata de dar con un cruel asesino en serie que tiene a Nueva York sumida en el pánico.

Reseña:
     Viendo el título y la portada de esta novela, esperaba una historia llena de acción, misterios y por que no, más sangrienta, pero la verdad es que de estas tres cosas hay más bien poco. Hay que tener en cuenta que está dirigida a un público joven y esta claro que no puede ser una novela con demasiada violencia, pero algo más de acción no habría estado mal.

     El planteamiento de la historia en un principio tiene muy buena pinta, pero se le podría haber sacado más provecho. También he echado de menos alguna historia secundaria, ya que el hecho de que todo estuviera centrado en el mismo tema hace que en ocasiones sea algo pesada la lectura, sobre todo hacia la mitad del libro, donde por mucho que avanzan la páginas no ocurre nada relevante.

     A pesar de ser una novela de detectives, el misterio no es que sea demasiado, y es que a mi personalmente me gusta pensar y darle vueltas a las intrigas que surgen en los libros y en este caso es todo demasiado sencillo y previsible.

     Pero no todo va ha ser negativo, la ambientación está muy bien lograda y uno se sitúa bastante bien en la época en la que transcurren los acontecimientos. Además el autor introduce datos históricos muy interesantes  que le dan algo de realismo a la historia.

     En cuanto a los personajes, hay unos que me han gustado más que otros, por ejemplo, el detective Hawking está muy bien caracterizado y tiene una personalidad única. Carver Young, el protagonista, evoluciona bastante en cuanto a dotes detectivescas se refiere, aunque en general es bastante lineal.

     En resumen, es un libro que te introduce de lleno en el mundo de los detectives, pero al que le falta algo de misterio para acabar enganchando al lector.